Archives

  • 2018-07
  • 2019-04
  • br I Campo de maniobras br II Las letras br

    2019-04-15


    I. Campo de maniobras
    II. Las letras
    III. La historia
    IV. Las humanidades
    VI. La Revolución mexicana
    VI. Últimos refuerzos
    VII. Conclusión Atrás han quedado la suplantación de la obra creativa, y de la crítica, por la insaciable teoría; las insostenibles muertes de la novela, de la literatura, de la historia, de las humanidades; las corrientes pulverizadoras de la literaturnost; la “indecibilidad” del pasado, todo pasado, incluso el literario.
    El 2014 fue el centenario del natalicio de Octavio Paz y un año muy productivo para la publicación de textos críticos, reediciones y antologías que exploran la obra de Paz. En esta coyuntura, de Armando González Torres se suma al esfuerzo por rendir tributo al intelectual mexicano más importante del siglo , oxytocin receptor través de una selección meticulosa y reflexiva de los textos políticos más representativos de Octavio Paz. La recopilación, que consta de notas, ensayos y artículos publicados en diferentes medios, presenta una panorámica cohesiva y extensa de los cambios en el pensamiento de Paz a lo largo de varias décadas de participación en la esfera pública mexicana, latinoamericana y mundial. Si bien trazar el desarrollo intelectual e ideológico del Nobel mexicano presupone una labor compleja debido a la extensión y variedad temática del corpus de Paz, la labor de González Torres obedece a objetivos fundamentales que señala claramente en el prólogo:
    El ojo crítico de Emmanuel Carballo (1929-2014), puesto sobre la vida cultural y literaria de México, supo reconocer lo perdurable de lo efímero. Sin proponérselo, a través de una obra diversa y de su labor como editor, él mismo fue forjando su propia trascendencia. El Consejo Nacional para la Cultura y las Artes ha publicado dentro de su colección Memorias Mexicanas, libro que reúne 96 textos escritos entre 1953 y 2011. Curiosamente estos párrafos parten del año en el cual termina , publicado anteriormente por el Fondo de Cultura Económica. A diferencia de este último, el propósito del volumen que nos ocupa no es el de reconstruir un pasado, no obstante lo logra. Este libro descubre al hombre en su labor crítica, íntima y hasta ociosa. El orden cronológico de los textos nos ubica ante una lectura azarosa conformada por entrevistas, reseñas, meros pensamientos, cartas, ensayos, etc., géneros diversos que no escapan a DNA replicase la límpida escritura del jalisciense. La vida del autor se reconoce entre líneas mientras el tono de su discurso va cambiando. Primero es aventurado y luego cobra firmeza, se vuelve severo y autocrítico, se reconoce a sí mismo como autoridad y, a la vez, señala sus límites. Comienza con pequeñas apostillas que definen lo que para él significan algunos conceptos del mundo literario: “El nacionalismo en [la] literatura es como el aire, invisible de puro transparente”, dice. Comenta sobre el didactismo, el mimetismo, la cortesía y la furia. No pasa de largo oxytocin receptor su relación con Carlos Fuentes, con quien fundó, en 1955, la , órgano que lo mismo se ganó detractores —por la crítica ejercida al estalinismo y a algunas expresiones defendidas por los partidos comunistas— que seguidores, por el entusiasmo con el cual se ponderaban los valores expresivos de autores como Agustín Yáñez, Juan Rulfo o José Revueltas.
    es un trabajo de literatura comparada que parte de algunos postulados básicos de la teoría o la sociología de la posmodernidad, sobre todo de aquellos que predican la caída de los grandes relatos de la modernidad (Jean-François Lyotard, ). Su cometido principal es caracterizar a dos autores, mexicano uno, estadounidense el otro, como ejemplos paradigmáticos de lo que el autor denomina “sátira postnacional”